Logo l@te
Logo URV
ACEDIM: Avaluació i Certificació de la Competència DIgital Docent en la formació inicial de Mestres: una proposta de model per al sistema universitari català.

ACEDIM: Avaluació i Certificació de la Competència DIgital Docent en la formació inicial de Mestres: una proposta de model per al sistema universitari català.

2017ARMIF00031

2018 - 2020

Los estudiantes, futuros ciudadanos de la sociedad digital, ya desde la educación primaria necesitan adquirir una serie de
competencias, entre ellas la Competencia Digital (CD), que será fundamental para el uso correcto y eficaz de los dispositivos tecnológicos móviles (Jubany, 2015) tan presentes en la vida cotidiana y todavía muy poco integrados en los procesos de aprendizaje. Durante la última década se han realizado diversas investigaciones orientadas a la definición de la CD.

Iniciamos la aproximación a la Competencia Digital Docente (CDD) con el primer documento publicado por un organismo oficial UNESCO (2011) que define unas bases en referencia a esta competencia indicando que no era suficiente que los docentes desarrollaran la competencia de las Tecnologías de la información y la Comunicación (TIC) para enseñarla a sus estudiantes, sino que el docente de la era digital también tendrá que tener la capacidad de dominar las herramientas digitales para asegurar que sus estudiantes desarrollarán las competencias necesarias para integrarse en un contexto digital (desde la vertiente personal, profesional y social) en el que tendrán que aprender a lo largo de su vida de una manera permanente. Antes y después, sin embargo, existen otras publicaciones de referencia respecto a la CDD.

Si comparamos los referentes de los diferentes marcos vemos que están más centrados en los procesos de alfabetización que en el desarrollo de la CDD propiamente dicha mientras que los modelos se centran más en los procesos de aplicación de las TIC en el contexto educativo. Las propuestas de los últimos años dan un paso más e incorporan, también, los procesos de desarrollo profesional digital del docente.

Como nuestra investigación se llevó a cabo en el contexto catalán es importante que tengamos en cuenta cuáles fueron los antecedentes que constituyen, en parte, la base de esta definición de CDD. Antes de abordar la definición y el desarrollo de la CDD, se había trabajado la CD para la ciudadanía. Esta está definida en la acreditación en tecnologías de la información y la comunicación (ACTIC), en sus tres niveles de desarrollo (ACTIC 1, 2 y 3). Se toma ACTIC como marco de referencia de la competencia digital instrumental desde una perspectiva más general y que constituye la base para el desarrollo de la CDD mucho más orientada a la especificidad de las tareas y atribuciones de un profesorado que debe desarrollarse como profesional en unos espacios y escenarios educativos que deberán afrontar los retos de la sociedad digital.

Esta CDD orientada a su práctica pedagógica en el aula, se le ha llamado Competencia Digital Metodológica (CDM) (Generalidad de Cataluña, 2013, 2016) y es a partir de esta que se han concretado las 5 dimensiones y 22 descriptores especificando indicadores relacionados y 3 niveles de desarrollo (principiante, medio y experto) a partir de la consecución de estos indicadores (Generalidad de Cataluña, 2016).

Instrumentos y pruebas para la evaluación de la CD y la CDD. Con la necesidad de formar en CDD al profesorado, va asociada la necesidad de evaluarla. Además de identificar cuáles son los componentes de la CDD, se hace necesario conocer cuáles son los diferentes niveles de desarrollo de la misma y disponer de instrumentos, de autopercepción y de evaluación, que nos permitan hacer una gradación de estos con el fin de orientar a los docentes
sobre su situación competencial y hacia dónde orientarla para seguir avanzando (Lázaro y Gisbert, 2015).
Creemos fundamental orientar los procesos de evaluación hacia estrategias más objetivas que la subjetividad que representa medir un ejercicio sólo desde la perspectiva de la autopercepción de los actores (Simens te. Alt., 2015).
Existen en la actualidad diferentes instrumentos y pruebas para la evaluación y la acreditación de la CD y de la CDD. Su diversidad tiene que ver con dos aspectos: el enfoque general y los procedimientos de medición y evaluación. De los instrumentos analizados en los trabajos de (Calvani et al., 2009; Esteve & Gisbert; 2013; Larraz, 2012; Esteve-Mon, 2015, Lázaro, 2015) encontramos de diferentes tipos. Unos impulsados ​​por gobiernos nacionales o instituciones internacionales, otros se centran en habilidades básicas específicas y otros de orden superior. Algunos instrumentos, tienen un enfoque educativo y se diseñan para ser integrados en el proceso de enseñanza-aprendizaje mientras que otros están orientados desde una perspectiva generalista, para certificar y / o acreditar las competencias digitales de la ciudadanía

El análisis de las herramientas de evaluación de la CD nos sirve como base para el diseño de las herramientas de evaluación de la CDD. En Europa la primera que tuvo un impacto, con respecto a la cantidad de estados que decidieron adoptarla (en la actualidad más de 150 países y accesible en más de 30 idiomas), es la ECDL y el ICDL que se diseñan como un sistema de acreditación de esta competencia para cualquier ciudadano. Las pruebas que contiene se centran en conceptos básicos, en la gestión de ficheros, el maneigdels diferentes programas ofimáticos y el acceso a internet.

Participantes

Nombre Centro
Xavier carrera Universitat de Lleida
Jordi Chumillas Universitat de Vic
Juan González Universitat de Girona
Francesc Esteve Universitat Jaume I
Vanessa Esteve Universitat Rovira i Virgili
Anna Forés Universitat de Barcelona
Joaquín Gairín Universitat Autonoma de Barcelona
Mercè Gisbert (IP) Universitat Rovira i Virgili
Virginia Larraz Universitat d'Andorra
José Luis Lázaro Universitat Rovira i Virgili
Marta Marimon Universitat de Vic
Elena Ojando Universitat Ramon Llull
Anna Pérez Escola l’Arrabassada
Teresa Romeu Universitat Oberta de Catalunya
Teresa Sancho Universitat Oberta de Catalunya
Anna Sánchez-Caballé Universitat Rovira i Virgili
Mònica Sanromà Universitat Rovira i Virgili
Héctor Vinyas Escola els Àngels
Mateu Vives Escola Antoni Torroja i Miret
Georgina Rovira Escola Parc del Saladar d’Alcarràs

Programa de ayudas

El objetivo general que nos plantean en este proyecto es el desarrollo y validación. A nivel de Sistema Universitario Catalán, de un instrumento y una estrategia de evaluación de la CDD que nos permita, primero, determinar si el futuro docente es CD y, segundo, poder determinar cuál es su nivel de desarrollo de la CDD en función de los 3 niveles definidos (Generalidad de Cataluña, 2016) contando que la formación de los grados en Educación debería asegurar, al menos, el nivel inicial de desarrollo de la competencia. Los objetivos específicos son:

  1. Revisar y adaptar desde la perspectiva internuniversitària la herramienta de evaluación de la CDD desarrollada en el proyecto ARMIF2015 para diseñar la versión de sistema de ésta.
  2. Hacer una prueba piloto de la aplicación de la herramienta en todas las universidades participantes en el proyecto utilizando una muestra representativa de estudiantes.
  3. Adaptar y contextualizar la estrategia de recogida de evidencias para la evaluación de la CDD
  4. Hacer una prueba piloto del proceso de recogida de evidencias para la evaluación a cada Universidad para poder configurar una estrategia tipo.
  5. Revisar, desde la perspectiva interuniversitaria, el modelo y la estrategia de certificación de la CDD para ajustarla a las necesidades y características generales del sistema.
  6. Hacer una prueba piloto del proceso certificación de la CDD en el último curso de los grados de educación en todas las universidades participantes en el proyecto.
  7. Definir las recomendaciones, a modede guía, para incorporar, a la hora del acceso a la carrera profesional, la exigencia de tener certificado el nivel inicial de la CDD.

La metodología seleccionada para el presente proyecto, para su adecuación y conveniencia, es la "Educational Design Research" (EDR) o investigación basada en el Diseño Educativo (Van den Akker et al., 2006). Esta se entiende como un proceso sistemático de análisis, diseño, desarrollo y evaluación de una intervención (un programa formativo, un producto o un proceso) como solución a un problema educativo complejo (Plomp & Nieve, 2009) .Es necesario superar el déficit práctico de la investigación en tecnología educativa, considerándola más como un proceso que como una herramienta, y abordando su complejidad desde una visión sistemática y desde la col • colaboración, generando valores que guíen su uso para los profesionales (Amiel & Reeves, 2008). Consideramos la EDR como una metodología mixta y dinámica (ver figura 2), en el que hay decisiones ya tomadas y otras que se generan a lo largo del proceso. Esto justifica que haya concreciones metodológicas que no puedan decidir y hacer explícitas a priori. El EDR no es algo entre lo cualitativo y lo cuantitativo y no se puede definir por los métodos que utiliza, sino por el objetivo que persigue: desarrollo de innovación fundamentada (Bereiter, 2002).

Somos conscientes de la dificultad que conlleva la evaluación de una competencia de esta complejidad y como estrategia encontramos muy interesante la propuesta de Gairín (2010) ya que evidencia una evaluación a diversos niveles con el que no sólo se evalúan las funciones profesionales sino que la evaluación se puede realizar también de las demandas sociales y desde la realidad laboral.

Para que esta evaluación tenga sentido debería tener repercusiones profesionales desde la perspectiva del acceso a la carrera profesional. Esta es una situación que la administración educativa no contempla, estas alturas. Por esta razón desde este proyecto, y en función de los resultados, se harán una serie de recomendaciones orientadas a la administración educativa para ofrecerles una propuesta contrastada y fundamentada en los resultados de búsqueda.

Publicaciones:

  • Lázaro Cantabrana, J. L., Usart Rodríguez, M., & Gisbert Cervera, M. (2019). Assessing Teacher Digital Competence: the Construction of an Instrument for Measuring the Knowledge of Pre-Service Teachers. Journal of New Approaches in Educational Research, 8(1), 73-78. doi:10.7821/naer.2019.1.370